miércoles, 4 de septiembre de 2013

UNA VISITA A LA BIBLIOTECA PATROCINIO BIEDMA

Por razones familiares, he tenido que pasar el mes de febrero de este año de 2013 en Begíjar. Algo en verdad insólito, si se tiene en cuenta que esto no ocurría desde 1961.



Pues, un buen día, ya en Begíjar, muy necesitado de lectura, me dirijo a la biblioteca pública donde cordial y voluntarioso, como siempre, me recibe Antonio Maeso, el bibliotecario:


  • Tengo casi todos tus libros, Francisco, pero me faltan algunos que no sé dónde encontrarlos. 

lunes, 8 de julio de 2013

CUADROS DE PUEBLO

Ya conocemos la gran vocación literaria del sacerdote begijense Don Ildefonso Vargas López al que ya le hemos dedicado varios artículos en esta revista.
En esta ocasión nos han traído unas fotocopias del periódico “La Regeneración”: diario religioso, político y literario en el que el sacerdote colaboraba a la par que en muchos otros.
Este artículo fue escrito en 1916 y retrata con auténtico realismo las fiestas de Santiago de su pueblo natal, lo hace con tal maestría que nos hace imaginar perfectamente los hechos descritos y mejor aún los veréis todos aquellos que al igual que él tenéis la suerte de seguir viviéndolos aunque todo haya cambiado un poco con relación a la época.
Aquí os dejamos el artículo para que lo disfrutéis.

jueves, 27 de junio de 2013

SI LA VIDA ES UNA ESCUELA , YO VOY ALGUNOS AÑOS AVANZADOS


Juan Alberto Duaso, afectado de acondroplasia, no se rinde ante los obstáculos de la vida.
Como su bicicleta naranja, Juan Alberto Duaso no pasa desapercibido. Está acostumbrado a las miradas de la gente, con curiosidad por su estatura: 1,42 metros.
Juan Alberto, estudiante de Derecho de 19 años, nació con acondroplasia, un trastorno genético que afecta a uno de cada 25.000 niños y que se caracteriza por tener una estatura pequeña y desproporcionada.
“Popularmente se conoce como enanismo”, explica. Pero a él no le gusta utilizar este término. “Tampoco me gusta que se hable de diferencia, pero no me engaño, soy diferente”, dice.
Ha pasado cinco o seis veces por el quirófano. O puede ser siete. Ya ha perdido la cuenta. La primera vez a los 7 años, para someterse al tratamiento para hacer crecer los huesos. Esto le ha obligado a llevar durante unos años hierros en las piernas y en los brazos para alargar las extremidades. Las cicatrices todavía son visibles. Hacía daño. “Era dolor físico”, dice. Pero lo explica con toda naturalidad. Ninguna queja. También han hecho daño algunos comentarios.
Cuando decía la edad no me creían. O en la calle alguna vez me han dicho alguna cosa pero al final siempre me he reído de las situaciones. También de los inconvenientes de la vida cotidiana.
“Me he tenido que adaptar a cosas que otros ya tienen”, señala. Pueden parecer nimiedades pero el entorno no está pensado para estaturas que se salen de la media: para llegar a las bandejas más altas de la nevera, tiene que subirse en una silla. Durante años, ha tenido que llevar ropa infantil o comprar bicicletas de niños. “Las bambas que yo quería, no las podía tener porque no había de mi talla”. Ahora compra los pantalones y las camisetas que le gustan y se las cortan a la medida.
No se cambiaría por nadie. Adaptarse es fundamental. “Me he tenido que ajustar a la vida pero la vida ha estado justa conmigo y me lo devuelve”. Y eso que por mucho menos, muchos ya se quejarían. Pese a su juventud, ya se ha encontrado con algunos obstáculos. “Pero eso también me ha hecho más fuerte”, dice. Un accidente de bicicleta lo obligó hace 3 años a pasar 17 días en la UCI. “A mis padres les dijeron que se preparasen para lo peor. Pensaban que estaba más muerto que vivo”, explica.
Todo esto le ha hecho madurar más deprisa. “Y fijarme en cosas que puede que no me tocaban por la edad. Si la vida es una escuela yo voy algunos cursos avanzados.”, sentencia.
Padres y amigos dicen que si se propone alguna cosa hace todo lo posible para conseguirlo. Juan Alberto no se rinde hasta que no ha probado todas las alternativas posibles. Era un adolescente cuando le hicieron todas las operaciones pero no le impidieron seguir con los estudios. Padres y profesores le dieron la opción de quedarse en casa y repetir curso si hacía falta. “Pero no me pasó por la cabeza, en casa me aburría y quería seguir con el día a día de la escuela”. Durante el tiempo que llevó los hierros (a los 7, a los 9 y a los 14 años) iba a clase en silla de ruedas y no repitió ningún curso. Cuando salía de clase iba a rehabilitación.
“He luchado toda la vida y ahora no hay quien me pare”. Sentarse a lamentarse no hace nada por él. “¿Qué si prefería no tener la enfermedad? La respuesta es que no, porque dejaría de ser el Juan Alberto. La enfermedad me ha hecho ser quien soy y estoy bien así. Es una ventaja competitiva que tengo”, dice. Por ejemplo: “Yo soy árbitro de fútbol sala, pero con el carnet de árbitro, el domingo no me dejaban acceder al campo para ver el Espanyol – Barça, pero insistí y al final pude entrar”, dice sonriendo. “Cuando a uno le dicen que no una y dos veces, se retira, pero yo no”. Con su actitud también ayuda a normalizar una enfermedad que aún puede ser objeto de burla.
Gracias al tratamiento ha crecido unos 25 centímetros y está por encima de la media , que en los hombres afectados es de 131 cm. “En teoría ya no tengo que crecer más” ¿Ha valido la pena el sacrificio? “Ahora que ya ha pasado puedo decir que sí”. En noviembre le dieron el alta en el Hospital Sant Joan de Déu. Se han acabado 12 años de tratamiento. “Fue una mezcla de alegría y tristeza”, reconoce. Dejaba la que casi era su segunda casa. Ahora continúa como miembro del Consejo de Jóvenes haciendo propuestas de mejora. Ha ido a la radio y a la televisión para explicarlo y entre todos han conseguido una aportación solidaria de Marc Gasol para habilitar una sala de recreo. Con sus historias también ha colaborado en una novela juvenil de Víctor Panicello, que está pendiente de publicación.
No tiene pareja, pero tampoco es nada que le preocupe. Ya llegará. No le gusta mucho hablar. Ni tampoco hablar del futuro. Sólo avanza que le gustaría ser diplomático. Conoce poca gente con acondroplasia. “Si he visto a alguien ha sido porque hemos coincidido en el hospital”.
No le interesan las asociaciones de enfermos. “Si necesito cualquier cosa, ya sé a dónde dirigirme”.
A su lado siempre ha tenido a sus padres y a sus amigos de Hostalets de Pierola, donde va los fines de semana: “Allí tengo los amigos de verdad”


Juan Alberto Duaso.

jueves, 13 de junio de 2013

LAS OLIVAS NO HACEN ROMANA

Un día del mes de agosto, dando un paseo por el campo en animada charla con José, me sorprendió éste con una expresión, tan infrecuente como llena de sentido común. Todo empezó así: 
  • Mal andamos este año de aceitunale dije a José, siempre parco en palabras, mientras observaba las olivas junto al camino, casi todas rígidas, sin fruto, sin color y casi sin hojas
  • Cómo estaránme respondió, resignado, mi contertulio-, que ni una sola hace romana
Y ahí fue mi sorpresa, porque, aunque es frecuente el empleo del término romana en cualquier conversación, no lo es tanto la locución hacer romana, y, menos aún, en el sentido utilizado por José. 
Luego, tras algunas consultas, averigüé que, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, hacer romana significa, además de otras cosas: ‘Equilibrar o contrapesar una cosa con otra’
Efectivamente, mi amigo acertó plenamente con su expresión. Si la oliva hubiera estado cargada de fruto, sus ramas no estarían tiesas como garrotes, sino curvadas, haciendo romana entre dos extremos: uno, la base de la rama, que haría de pilón; y el otro, el tallo, de donde penderían las aceitunas. 
Me satisfizo mucho la imagen utilizada por José. Pero no solo por su preciso significado (‘equilibrar’, ‘contrapesar’), sino por su profundo simbolismo, ya que percibo que en esta vida todo tiende, de mil maneras diferentes, a compensarse, a equilibrarse, a complementarse. 
Estoy convencido de que vivir no es más que hacer romana con nuestras vidas, que, por una parte, se muestran ansiosas por disfrutar de la existencia, y, por otra, continuamente sometidas al peso de las circunstancias. 


Francisco Martínez Calle 
Begíjar, agosto de 2012

miércoles, 12 de junio de 2013

DEDICATORIA

Antonio José, hoy es un gran día para ti y para todos los que te queremos de verdad, tu familia. 
Qué guapo está mi nieto con su traje de comunión, y qué alegría lleva en esa carita llena de ilusión. 
Va camino de la iglesia de Santiago Apóstol con sus padres que le quieren un montón. Qué orgullosos van porque llevan a su hijo para que haga su Primera Comunión. Al templo entra ya como un rayito de luz, es mi nieto que va a recibir a Jesús. Hoy es un gran día para ti, tus padres, familia y amigos que con tanto cariño te rodean. Luego recordarás tu banquete tus regalos y a tus abuelos que tanto te queremos. El amor no se compra, el amor de tus abuelos sale del corazón. 


Con mucho cariño de tu abuela Nani.

lunes, 22 de abril de 2013

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE PATROCINIO DE BIEDMA Y LAMONEDA

Como cada año en Begíjar conmemoramos el Día Internacional de la Mujer con una serie de actos. Y, entre ellos, y yo creo muy significativo es recordar la figura de doña Patrocinio de Biedma. Figura femenina nacida en Begíjar y conocida mundialmente por su labor en el campo de la literatura. Nosotros: Ayuntamiento, Asociación de Mujeres y Centro de Adultos, escogemos este día para homenajearla y siempre destacamos de una u otra manera la labor tan importante que hizo en favor de la mujer, luchando por sus derechos como personas para lograr una posición justa en la sociedad. Fue Patrocinio de Biedma y Lamoneda una mujer admirable en el más amplio sentido de la palabra. Fue “feminista precoz”, como la define el profesor Morales Cuesta. De una talla intelectual que contrasta con la crisis generalizada de fines del siglo XIX, en la que la cultura estaba relegada al género masculino. Según Teresa Marcos López, Patrocinio era sencilla de corazón, sencilla de gusto, sencilla de trato, sencilla de lenguaje. Persona muy concienciada con la mujer y en 1898 fue nombrada vicepresidenta en España de la “Liga de las Mujeres para el desarme internacional”. Fue la primera mujer “Socio de Mérito” de “La Real Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad del Reino de Jaén”. Según don Manuel Caballero, Patrocinio de Biedma fue la figura femenina más brillante que el campo de la literatura ha dado en el Santo Reino de antaño. En su vida tuvo dos objetivos muy importantes: la defensa de los niños y desfavorecidos socialmente y la defensa de la mujer; dedicando su vida a mejorar las condiciones de vida de la infancia y a promocionar la educación de la mujer como forma fundamental de dignificar su vida en la sociedad.

Juana Villa-Real Cruz.

jueves, 7 de marzo de 2013

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER


El próximo día 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y yo quisiera, desde aquí, rendirle un homenaje a la figura de la mujer. La mujer en general: mujer rural, de ciudad, amas de casa, trabajadoras fuera de casa, casadas, solteras… 
Es en este día que se conmemora la lucha de la mujer por su participación en la sociedad, por la igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.
La primera convocatoria tuvo lugar en 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza extendiéndose su conmemoración, desde entonces, a numerosos países. En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.
La historia de las mujeres en la antigüedad está en buena medida sesgada por quienes la contaban: hombres.
Durante la Revolución francesa la mujer tomará por primera vez, de manera colectiva, conciencia de su situación social. Marchando hacia Versalles, las mujeres parisinas reclamaron, junto a los hombres, y bajo el lema libertad, igualdad y fraternidad, la igualdad social.
Será a mediados del siglo XIX cuando los movimientos reivindicativos de la mujer tomen fuerza: lucha por el sufragio femenino, la reivindicación de la igualdad, la denuncia de la opresión social, familiar y laboral.
Si hacemos un poco de cronología, es en el año 1911 cuando se celebra por primera vez el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, fue un 19 de marzo en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. En menos de una semana después se produjo en Nueva York un incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirt en el que murieron 140 mujeres, fue un incidente muy trágico.
Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron a tal desastre. 
Fue en 1914 en Alemania, Suecia y Rusia cuando se conmemora por primera vez y de manera oficial, el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Y desde entonces se celebra este día para luchar por la igualdad de acceso a la educación, ampliación del camino que nos lleve a poder encontrar trabajos para la mujer, habilitar a la mujer del ámbito rural, luchar contra el hambre y la pobreza.
Es un día para reflexionar sobre el papel de la mujer en los distintos ámbitos de la vida, variando mucho de un país a otro. Actualmente, en España parece ser que son las mujeres las que en la universidad obtienen mejores calificaciones que los hombres pero no por eso ocupan los puestos más relevantes en empresas y en otros ámbitos de decisión. Muchas desarrollan los mismos trabajos que los hombres y sus salarios son más bajos, ¿por qué? Con esto podemos afirmar que la igualdad que se pretende conseguir desde hace muchos años se ha conseguido sólo parcialmente. Y, en los tiempos que corren, creo que es el género femenino el más desfavorecido frente a la crisis. 
Además, quiero destacar aquí, el papel callado que la mujer juega en el ámbito familiar, sin menospreciar para nada la labor que desarrolla el hombre como padre que trabaja fuera de casa y que consigue dinero para poder vivir dignamente. La mujer, como madre que es, realiza un trabajo complicado y arduo e intenta por todos los medios ofrecer a su familia un ambiente limpio y agradable donde poder convivir en un contexto feliz. Cuida de su esposo y de sus hijos con un celo infinito. Se preocupa cuando algo malo les ocurre, duerme con un solo ojo cuando alguno de ellos está enfermo, hace lo imposible por alegrarles el día, cocina con cariño, llora con ellos y ríe con ellos. En definitiva la mujer es feliz cuando su familia lo es.
Sigamos pues en este camino que se inició hace tanto tiempo y, aunque poco a poco, vamos consiguiendo unos objetivos necesarios para que la vida de la mujer sea plena en derechos y libertades.


Juana villa-Real Cruz.

TEATRO


En el curso pasado intentamos desarrollar una nueva actividad en la Sección de Educación Permanente Virgen de la Cabeza, esta actividad consistió en un taller de teatro. La idea surgió de las mismas alumnas, ellas fueron las que, prácticamente, llevaron a cabo este taller. Yo, como maestra del centro, supervisé y las orienté lo que pude, pero fueron ellas las encargadas de ensayos, de vestuario, de decorados, de hacer los arreglos a los textos… Representamos dos obras cortas: una fábula medieval francesa, llamada La media manta y otra que escribimos entre todas, llamada La lotería
Estoy muy orgullosa de la labor que realizaron y les doy las gracias por la gran implicación que pusieron en esta actividad. A pesar de que era la primera vez que representaban en un escenario, puedo decir que lo hicieron francamente bien, nervios inevitables el día del estreno pero todo valió la pena viendo el resultado que tuvieron. 
Esta actividad ha alcanzado unos objetivos, como: afianzar la relación entre las participantes, superación personal de cada una, vencer el miedo a lo desconocido, practicar ejercicios de memoria, respetar el trabajo de las demás; en definitiva, desarrollo de un buen trabajo en equipo. 
Espero que ahora podamos comenzar a preparar otras obras y que su resultado sea el mismo del año anterior. 
No quiero finalizar este artículo sin dedicar unas merecidas palabras de agradecimiento a Pedro Juan y José del Jesús que nos echaron una buena mano a la hora de preparar los decorados y la iluminación. 
Contando con gente así se puede hacer cualquier cosa. ¡Gracias por vuestro trabajo!


Juana Villa-Real Cruz.

VISITA A PEDRO RASCÓN MARÍN


Hemos visitado a Pedro Rascón Marín. Cien años cumplidos y nos ha dejado perplejos la capacidad de sensatez que tiene este señor. Lo hemos encontrado escuchando las noticias que daba un programa de televisión, las cuales ha comentado con gran prudencia y cordura, ha opinado sobre la mala situación económica que está viviendo España y Europa, nos ha razonado el porqué, según él, nos encontramos así. Le gusta estar al día de lo que sucede en España y en el mundo. Y con rostro preocupado y contrariado nos dice que no siente esta situación por él que vive holgadamente sino, por sus nietos y jóvenes en general que están parados y emigrando a otros países, buscando lo que aquí no encuentran. Pedro nació a principios del siglo XX, el 19 de junio de 1912. Su vida ha sido una vida anónima, una vida dedicada principalmente al trabajo y a su familia.
Cuando apenase contaba tres años se quedó huérfano de padre y esto marcó mucho la evolución de su vida pues su madre se tuvo que hacer cargo de sacar adelante a él y a sus hermanos. Todos eran una piña y ayudaban cada uno en lo que podía. Su madre montó una panadería en Begíjar y ellos iban a por harina a los distintos molinos que había a lo largo del río Guadalquivir. Con solo 7 años se montaba en un burro y salía a comprar harina o a cambiar trigo por harina para hacer el pan. Siempre iba acompañado con otras personas que iban al mismo lugar. Nos dice que los molineros se portaban muy bien con él y le ponían la carga en las alforjas del animal e incluso le ayudaban a acomodarse bien en el burro o el mulo. Por entonces no había peligro ninguno pues en Begíjar solo había tres coches y un autobús que iba a Jaén. En los caminos casi nunca encontrabas a nadie, pues el poseer un vehículo era algo asombroso y sorprendente. 
Recuerda cuando sólo había una bombilla en su casa y algunos candiles repartidos por lugares estratégicos de la casa. ¡Cómo ha cambiado todo! Ha conocido una vida de carestía y penuria y una vida de abundancia y derroches.
Como desde muy pequeño trabajó ayudando a su madre no tuvo tiempo de ir a la escuela, sólo lo hizo para poder hacer la primera comunión. Todo lo que sabe se lo enseñó un maestro amigo de la familia que le daba clases en su casa. Éste le enseñó a leer, escribir y a hacer cuentas. Con esto ya era suficiente para poder defenderse en aquellos tiempos que le tocó vivir y en los que era más urgente trabajar para obtener el sustento propio y familiar.
Es una persona agradable y muy sensata, nos dice que ha vivido en varias calles de Begíjar y siempre se ha llevado muy bien con todos los vecinos, cada uno ayudaba al otro cuando lo necesitaba y así podían salir de más de un apuro. De todos ellos guarda un buen recuerdo.
Se casó con 31 años con María Marín Prados con la que ha tenido cuatro hijos por los que se han desvivido siempre, procurando que nunca les faltara de nada. Para lograrlo, ha trabajado en todo lo que ha podido: en la panadería de su madre, en un horno que tuvo arrendado en la vega de Santa María, en la recolección de la aceituna en el cortijo de La Laguna, sembrando algodón en la vega, acarreaba el trigo a Sevilla cuando había que entregarlo al gobierno… Sus hijos le han dado trece nietos y éstos 8 bisnietos.
Nos dice con quebranto en su mirada que lo peor de vivir tantos años es que ha tenido que sufrir la muerte de personas muy queridas por él: su mujer, un hijo y un yerno. A todos los quiere mucho y no los olvida nunca por mucho tiempo que pueda pasar. ¡La pérdida de seres tan queridos es algo muy duro de superar!
Celebró su cien cumpleaños rodeado de toda su familia que le transmitió el amor que sienten por él al igual que el que él siente por todos ellos. También el ayuntamiento de Begíjar le organizó un homenaje que le hizo mucha ilusión y por el que les está muy agradecido.
Ahora, vive solo. Le gusta ver la televisión, echarse un solitario con las cartas de vez en cuando, pasearse por el barrio los días de sol y cuando el tiempo no se lo permite se pasea en el pasillo de su casa pues no quiere que sus piernas dejen de moverse.
Nosotros no podemos más que desearle que los años de vida que le queden siga así de bien tanto física como mentalmente pues no son muchos los que llegan a cumplir cien años y, sobre todo, en las condiciones que él se encuentra.
Felicitamos a Pedro y a su familia que pueden gozar de él durante tanto tiempo.



Juana Villa-Real Cruz.








Y SI NO, PARTIMOS RAMALES


Como todo en este mundo es pasajero, no me extrañaría demasiado que algunas expresiones populares, usuales hasta hace unos años en Begíjar, desaparezcan dentro de muy poco, si es que no lo han hecho ya. Así ocurre con la locución partir ramales, cuyo origen supe no hace mucho. Todo ocurrió del modo que a continuación diré.
Bueno, aquí nos vemos el próximo lunes, a las siete, para dar nuestro paseo matutino –le dije un día del pasado agosto a Juan Rascón, hombre formal y serio, a modo de despedida, después de un encuentro fortuito y posterior conversación.
  • Muy bien, Francisco -me respondió cortés, para luego continuar-: si te va bien, estupendo; y si no, partimos ramales y tan amigos.
  • ¿Partir ramales, Juan? –le pregunté, interesado, por parecerme una expresión con intenso sabor a campo, a pueblo, a Begíjar.
  • Hombre –me aclaró, enseguida-, yo creo que esa expresión viene de hace mucho tiempo, cuando se segaba a mano. Si varios hombres hacían esa faena en el mismo tajo, compartían la madeja de ramales con los que ataban las gavillas de mies. Pero si, por cualquier circunstancia, se separaban (no eran infrecuentes las desavenencias por diferentes motivos), entonces tenían que partir los ramales, en el sentido de repartir, y seguir cada uno su propio camino.
  • Me resultó tan clara y convincente la explicación de Juan, que juzgué innecesario añadir nada a lo ya dicho.
  • De acuerdo: el lunes, a las siete, aquí –asentí, a modo de despedida.
Es verdad, pensé después, que hay actualmente otros modos de decir lo mismo que cuando utilizamos partir ramales (separarse, elegir caminos diferentes, ir cada uno por su sitio, tomar caminos separados…), pero, para mi gusto, ninguno tiene esa impronta tan característica del lenguaje popular de Begíjar.
En cualquier caso, está: compartimos lo que sea del agrado de todos; pero, en caso contrario, partimos ramales, como hacían antaño los segadores cuando, por cualquier razón, les era imposible usar la misma madeja.


Francisco Martínez Calle.
Begíjar, agosto de 2012.

viernes, 18 de enero de 2013

ENTREVISTA A FRANCISCO MARTÍNEZ CALLE


Francisco Martínez Calle, Pregonero del II mercado medieval de Begíjar.

El año pasado fue el primero en celebrarse en Begíjar un mercado medieval, celebración que tuvo gran éxito y este año, de nuevo, se ha vuelto a festejar con el mismo éxito o más. En esta ocasión se ha elegido a Francisco Martínez Calle para que pregone este II mercado medieval que los habitantes de Begíjar han acogido con tanta entrega y cariño.


P.: ¿Qué ha supuesto para usted haber sido elegido pregonero?
R.: Ya lo dije en la introducción al pregón: una distinción y un privilegio singular que me obliga a tener gratitud permanente a todos mis paisanos.
P.: ¿Qué importancia tienen las fiestas y tradiciones en la vida de los pueblos?
R.: Son imprescindibles para la cohesión social. Gracias a las fiestas y celebraciones colectivas los paisanos nos sentimos cercanos, nos identificamos como grupo social y nos decimos, aunque de un modo indirecto, que compartimos inquietudes, proyectos y sentimientos muy parecidos.
P.: Ha sido un pregón muy documentado el suyo: ¿cómo lo ha conseguido?
R.: Hay una fórmula infalible: delimitar claramente lo que uno desea decir, y dedicarle muchas horas a pulir y mejorar lo que, poco a poco, va saliendo. En esta ocasión, he procurado situarme a finales del siglo XV y revivir lo que por entonces sería un mercado popular. A eso he añadido algunos elementos poéticos y humorísticos de mi propia cosecha.
P.: ¿En qué piensa cuando tiene que hacer un pregón?
R.: En este caso, además de seleccionar la época, el estilo y la intencionalidad, fue necesario estructurar el contenido, es decir, disponer las partes del texto de modo que el oyente fuera capaz de captar el significado del conjunto. A mí no me ha resultado demasiado difícil, por cuanto todo el mundo tiene una idea aproximada de lo que en su día pudo ser un mercado medieval.
P.: ¿Qué sentimientos ha vivido con la ejecución del pregón?
R.: En primer lugar, de sincera gratitud a quienes confiaron en mis posibilidades. En segundo lugar, de gran responsabilidad, por tener que estar a la altura de las expectativas de quienes confiaron en mí. Y en tercer lugar, de cierta inquietud, al no saber si ese día todo saldrá como uno espera: la voz del pregonero, la megafonía, la entonación, el viento, la luz, la actitud de los asistentes…
P.: ¿Se ha sentido arropado por las gentes de su pueblo?
R.: Creo que sí. La noche del pregón fui felicitado por bastantes miembros de la Corporación Municipal, con su Alcalde a la cabeza; algunos de mis amigos tuvieron la amabilidad de asistir al acto del pregón; camino de mi casa, fueron muchos los paisanos que se acercaron a mostrarme su satisfacción por lo que habían oído; y, finalmente, dos de mis hijos que estuvieron junto a mí a la hora del pregón me abrazaron muy contentos. Para mí eso es más que suficiente. Sí, me sentí arropado.
P.: ¿Cómo resumiría la experiencia?
R.: Como algo muy agradable en donde se mezclan la satisfacción y la responsabilidad al mismo tiempo.
P.: ¿Volvería a repetir la experiencia?
R.: Sí, por supuesto. Siempre que alguien me pida algo en nombre del pueblo de Begíjar, procuraré cumplir con él. Me da igual su inclinación política o el grupo social al que pertenezca, porque, para mí, la cultura está por encima de toda ideología. Además, mi pueblo, solo porque es mi pueblo, se merece cualquier esfuerzo, siempre y cuando esté dentro de mis posibilidades.
P.: ¿Desea añadir alguna cosa más?
R.: Nada más, salvo repetir una vez más la excelente labor educativa y cultural que a favor de mi pueblo está haciendo, desde hace mucho tiempo, la revista Begíjar-Informa. Gracias a ella, en Begíjar se lee más, se sabe más sobre su pasado y, sobre todo, se mantiene vivo el sentimiento de saberse hijo de este pueblo.

Agradecemos las cariñosas palabras que nos ha dedicado, Francisco. Y nosotros le correspondemos agradeciéndole la positiva disposición que ha tenido cada vez que ha sido requerido para colaborar con nosotros (Centro de Adultos, revista Begíjar Informa) o con el pueblo de Begíjar. Gracias.


Juana Villa-Real Cruz.

ENTREVISTA A ANDRÉS MEDINA


1. TITULO DE LA EXPOSICIÓN
La exposición se titula “Begíjar 1976-2012”
2. ¿POR QUÉ ESE TITULO?
El título describe el espacio de tiempo que abarca dicha exposición, o sea, desde el año 1976 al año 2012, un periodo que coincide con nuestra democracia.
3. ¿ES UN SUEÑO PARA UN FOTÓGRAFO REALIZAR UNA EXPOSICIÓN DE ESTE TIPO?
En cierto modo sí, a todo fotógrafo le gusta exponer su trabajo, y en este caso, creo que es un trabajo con un gran valor documental.
4. ¿DESDE CUANDO TE DEDICAS A LA FOTOGRAFÍA?
Pues prácticamente desde que era un niño. Ya con 14 o 15 años recuerdo hacer fotografías de carnet o revelar fotografías de Blanco y Negro en el cuarto oscuro junto a mi padre .Mi primer reportaje de boda lo realicé en el año 1984 con 18 años. Fue a partir del año 1992 cuando empecé la andadura junto a mi mujer para continuar con el negocio familiar de fotografía. Desde el año 2003 contamos con otro estudio fotográfico en la ciudad de Baeza.
5. ¿DE QUIÉN HAS HEREDADO EL GUSTO POR LA FOTOGRAFÍA?
Está claro que de mi padre, han sido muchos años los que pasé junto a él trabajando juntos. Después he ido fraguando mi propio estilo de fotografía, pero los primeros pasos y técnicas como fotógrafo los aprendí de él.
6. ¿DISFRUTAS CON TU TRABAJO?
Está claro que si no me sintiese cómodo haciendo fotografías ya lo hubiese dejado hace mucho tiempo. Dentro de esto, es cierto que hay ciertos tipos de trabajos con los que disfrutas más que con otros porque se prestan más a la creatividad.
7.¿TE SIENTES UN PRIVILEGIADO?
Si privilegiado es hacer lo que más te gusta, sí, me siento privilegiado.
8.¿CÓMO SE TE HA OCURRIDO REALIZAR ESTA EXPOSICIÓN?
Es una idea que ya llevaba tiempo en mente realizar, pero por falta de tiempo y otras circunstancias no había llegado el momento de hacerla. Que la Sala de exposiciones de la antigua cárcel esté tan bien acondicionada para este tipo de actos culturales también ha influido para que me haya decidido a hacerla en este momento.
9.¿QUÉ HAS QUERIDO REFLEJAR CON ELLA?
Algo tan simple y complicado a la vez como es intentar explicar cómo es la vida en un pequeño pueblo de poco más de 3000 habitantes como es Begíjar, un pueblo cargado de carácter y personalidad propia.
10.¿QUÉ TEMAS HAS TOCADO?
Pues prácticamente todos los que atañen al pueblo y su gente: política, cultura, deporte, fiestas y algún hecho extraordinario acaecido en el pueblo en estos últimos 36 años.
11.¿DESTACARÍAS ALGUNA FOTO EN ESPECIAL?
Cada fotografía de esta exposición tiene su porqué y es importante para mí, pero si tuviese que destacar alguna, destacaría la fotografía de las inundaciones del año 1992 en la que aparecen los dos ancianos rescatados en brazos. Creo que esta fotografía resume muy bien el dramatismo vivido por todos los vecinos de Begíjar aquella tarde de junio.
12.¿SON FOTOS PROPIAS O DE PERSONAS AJENAS?
El cien por cien de las fotografías que componen esta exposición proviene del archivo fotográfico propio. Las fotografías realizadas en los años 70 y mediados de los 80 las realizó mi padre, el resto, las hice yo mismo.
13.¿COMO HA SIDO RECIBIDA POR LAS PERSONAS QUE LA HAN VISTO?
Creo que ha sido recibida muy bien, así lo he visto reflejado en la enhorabuena que me han transmitido mucho de los visitantes. Las personas que cuentan con cierta edad quizá hayan disfrutado más que los jóvenes, pues ha traído a su mente imágenes que quizá tenían algo olvidadas.
14.¿HA SIDO MUY VISITADA?
Creo que ha sido un gran éxito de público, pues calculo que en estos diez días de exposición habrán pasado alrededor de 2000 personas. Sinceramente, nunca creí que la exposición despertara tanta expectación, así que desde aquí agradezco a todo el mundo que la ha visitado por su interés mostrado.
15.¿TE SIENTES SATISFECHO?
Muy satisfecho. Me hubiese gustado haber dispuesto de más espacio para poder exponer muchas más fotografías, pero el espacio de la Sala de exposiciones es algo reducido y sólo se han podido exponer 46 fotografías.
16.¿PARA CUANDO OTRA?
Es pronto para poder plantearme hacer otra exposición sea del tipo que sea, pero en la línea de esta exposición, basada en fotografía documental de las últimas décadas, se me han quedado en el tintero más de 300 fotografías que me gustarían que viesen la luz y disfrutasen de ellas todos los vecinos de Begíjar, pero para eso no hay fecha todavía.
17. ¿CÓMO RESUMIRÍAS LA EXPERIENCIA?
Estos diez días de exposición ha resultado una experiencia totalmente positiva. Me voy con un agradable sabor de boca, primero, por mi propia satisfacción personal del trabajo bien hecho y segundo, por la satisfacción de todos los visitantes que han acudido a la exposición. Gracias a todos ellos, así como al Ayuntamiento de Begíjar por todo el apoyo prestado para que esta exposición haya sido un éxito.



Nosotros le deseamos los mejores éxitos, tanto en su vida personal como familiar.



Juana Villa-Real Cruz.


TROVA SANTO REINO


Trova Santo Reino, bonito nombre para una rondalla y éste es el nombre que ha elegido la rondalla que, recientemente, se ha formado en Begíjar.
Fue por el año 1978 cuando los niños y niñas del colegio Ramón Mendoza iniciaron como actividad extraescolar la formación de una rondalla. Se creó un gran grupo dirigido por el profesor de música don Gerónimo Morales y su hijo. Guitarras, bandurrias, laúdes y unas voces angelicales hacían las delicias de todo el que los escuchaba. Aprendieron a tocar piezas como: Carrascosa, Bolero de Baeza, El sitio de Zaragoza, Katiuska, La rosa del azafrán… Interpretaban en los finales de curso; también lo hicieron en la catedral de Baeza, Ibros, Lupión, La Iruela. Recuerdan con cariño ese bocadillo y esa lata de Coca-Cola que después de sus actuaciones les ofrecían. Alrededor de 5.000 pts. por comprar el instrumento y 50 pts. mensuales era lo que les costaba formar parte de aquel grupo que tantas alegrías les dio. Dinero que, aunque ahora parece poco, por entonces era una cantidad considerable y muchos padres tuvieron que pagar a plazos o los niños recurrieron a sus abuelos para que colaboraran. Por este motivo guardan estos instrumentos con sumo cariño y no se desprenderán nunca de ellos.
Una vez disuelta esa rondalla hubo varios intentos de volver a formarla, intentos que no llegaron a cuajar.
Ha sido a principio de este año 2012 cuando, unos cuantos, de nuevo se han reunido para seguir con aquella actividad que iniciaron cuando eran niños de unos 10 años. Aunque, algunos no habían perdido el contacto, muchos de aquellos instrumentos estaban desde entonces guardados en las arcas y, estos jóvenes los han desempolvado y los han sacado de un profundo sueño para hacer sonar sus cuerdas con la mayor de las energías. Ponerse al día no les ha costado trabajo ninguno pues es mucha la ilusión y el empeño que tienen puesto en este proyecto.
Están dirigidos musicalmente por Andrés Soto Montiel, el cual pertenece a las Tunas de Linares, de Jaén y a la de la Uned. Andrés es muy ambicioso y le gustaría que aprendieran a un ritmo más ligero pero ellos hacen todo lo que pueden. Es un director muy completo, tiene una voz de escándalo y, sobre todo, una gran perseverancia porque esto salga bien. Son dos días de ensayo semanal y luego, y muy importante, la práctica que tienen en sus casas. Sacan las partituras de internet y las pasan a cifrado. A los ensayos deben venir con los deberes hechos si quieren que todo fluya bien. Lo hacen con gusto pues disfrutan haciéndolo. Son momentos de entretenimiento, de tener un quehacer fuera de su trabajo, de compartir con amigos, de emplear sus momentos de ocio en algo que les llena plenamente.
Lo que más les cuesta es tener que cantar, tocar y hacer “la ola” al mismo tiempo; pero, como dice el refrán: “El que algo quiere, algo le cuesta”.
Esta actual rondalla cuenta con 7 miembros de los de antes y 5 miembros nuevos: 4 guitarras, 3 laúdes, 3 bandurrias y dos panderetas; todos ponen su alma cuando aprenden y cuando practican y luego disfrutan cuando el resultado es satisfactorio. El benjamín de este grupo es Antonio Linares que toca la guitarra y aunque sólo tiene 14 años ya lleva 7 estudiando en el conservatorio.
Llevan pocos meses juntos y ya han aprendido unas 40 canciones: boleros, pasodobles, vals, habaneras. Un repertorio muy variado. Han sabido aprovechar bien el tiempo.
En el mes de septiembre se ha organizado en Begíjar un encuentro de tunas y ellos también han participado. Agradecen de corazón a todo aquel que les ha dado una palmadita en el hombro diciéndoles lo que les ha gustado y les ha dado ánimo para seguir. También han tocado ya varias serenatas, y de manera benéfica han animado a los usuarios de una residencia de ancianos haciéndoles pasar momentos especiales. No son un grupo con ánimo de lucro, sólo cobran para poder pagar los gastos de desplazamiento que puedan tener. También pretenden ahorrar un poco para hacerse unos uniformes que le de unidad y carácter propio al grupo.
Quieren dejar claro al lector que no son un grupo cerrado y que todo el que tenga conocimientos musicales y ganas puede formar parte de él. Ofrecen formalidad y piden formalidad, con esto es suficiente.
Desde aquí quieren dejar un recuerdo para José García Palacios y Francisco Jordán Navarro que en sus años también tocaban el laúd y bandurria, ambos ya fallecidos que eran los que les afinaban los instrumentos en esas otras ocasiones que intentaron unirse de nuevo.
También quieren reconocer la labor del ayuntamiento al facilitarles el local donde ensayan pues de no tenerlo no lo podrían hacer.
Yo también quiero agradecer al grupo que hayan querido compartir con nosotros esta experiencia para que en estas páginas quede reflejado su quehacer.
Les animo, yo que les escucho ensayar, a continuar y no desfallecer en el intento pues lo hacen verdaderamente bien y que sepan que no sólo pueden disfrutar ellos sino que pueden hacer disfrutar a los demás.


Juana Villa-Real Cruz.

QUERIDOS REYES MAGOS

Queridos reyes magos, indignaos.
Queridos reyes magos, indignaos contra los que roban la dignidad de los demás.
Cuando veáis niños hambrientos, indignaos, gritad al cielo y corred en ayuda de los niños y decidle que son vuestros preferidos.
Cuando veáis niños con mirada triste, indignaos; que vuestro mensaje es siempre de ilusión y de alegría.
Cuando veáis seres humanos decaídos o enfermos, indignaos. Porque algunos de ellos carecen de un trato digno, son indiferentes. Pedidle al universo que se haga justicia.
Cuando veáis hombres en el mundo que llevan en su frente la marca de Herodes; indignaos y regaladles carbones encendidos que quemen sus raíces de criminales.
Cuando veáis la corrupción generalizada de los poderosos, indignaos y decidles que son unos farsantes y que pongan todos su dimisión irrevocable.
Imponed una huelga de palabras. Que nadie vuelva a decir: democracia, libertad, solidaridad, justicia…hasta que no sea de verdad.
Llevad también “semillas de indignación” para regalar a los indiferentes.

Luisa María Núñez Entrena.

HISTORIA DE BEGÍJAR INFORMA

Begíjar Informa es una revista que edita la Sección de Educación Permanente Virgen de la Cabeza. Está coordinada, dirigida y maquetada por Juana Villa-Real Cruz, maestra de esta sección. Se comenzó a publicar en noviembre de 1995. Este primer número y los dos siguientes se hicieron a mano por los propios alumnos y alumnas de la sección. Fue en el curso 1996/97 cuando ya se comenzó a editar en imprenta. Siempre hemos pretendido ser un enlace entre la escuela y la localidad. Los temas que se tratan giran en torno a la labor educativa que se desarrolla en nuestro centro, así como a lo que acontece en el pueblo de Begíjar: costumbres, entrevistas, historia, salud, remedios caseros, cultura del aceite, actividades puntuales que se desarrollan... En Begíjar Informa participan nuestro alumnado y algunos colaboradores que nos envían sus aportaciones con opiniones personales; también, nos envían fotografías de interés, instantáneas que van reflejando las costumbres del momento que nos ha tocado vivir. Se imprimen algo más de 500 ejemplares que son repartidos entre el alumnado de la sección, personas de la localidad y algunos begijenses que emigraron a otros lugares de la geografía española y con la lectura de Begíjar Informa se sienten un poco más cerca de su pueblo. La publicación de la revista Begíjar Informa es una actividad de gran interés tanto para el alumnado como para la población en general, cosa que queda demostrada por la buena aceptación que tiene. 


Juana Villa-Real Cruz. 
Jefa de Estudios Delegada.